2.1.18

FAMILIARES TEMPORALES



Comemos fideos, como una familia disfuncional
que la noche ha pasado y hemos sobrevivido
por ahí, el temor ancestral
no puedes tocarnos.
es caerse ver una red arriba y usarla para parase.
saber que existe.

FONZI

¿Te acordás Dolores Fonzi,
cuando eras la reina de la ciudad?
Es una forma de caminar.
Al final hubo homenajes,
una canción de abril,
una portada en la rolling stone,
No compré la Playboy, que se yo,
quería y no quería que la hagas.
El último fue tu nombre a una pizza
en una pizzería que vendía faso
Quién pudiera.
No quiero verte en Instagram
¿Quejándote con Cardinalli?
De lo ido.
Por favor, no me dejes.
Tu foto con la tijera en la boca
Por favor, ni siquiera lo dudes_es una forma de caminar.

POSTERIDAD

Antes de empezar un cuaderno
hay que acabar otro.
Me parece raro humedecer las hojas de esa manera
¿Cómo las despego después?
O es que un cuaderno escrito es una cosa zombi
A veces
Ni se tira
ni se lee.
Algún día se revisará
 o le prenderé fuego
-que voy a avivar con un desodorante Dove-
como cuando era chique
veía que quemaban libros
en foto de otro libro
menos importante.

CATAS ALA CORTADA

La ecuación es así:
es importante que siempre tengan plata en el bolsillo.
es importante que sepan manejar.
acostumbrase a un auto.
dios sabe lo que es acostumbrarse a un auto.

Pueden tener el nombre
de un pariente,
así
son enriquitos.
sino, un nombre
no sé.
un nombre.
en diminutivo no se puede decir un 

hombre.
Lo segundo importante es que
se vayan
se vayan fuera de la ciudad, a otra ciudad un poco o mucho más grande.
No van a poder
terminar lo que sean que estudien.
o lo que sea que quieran
Su ejercitación de la voluntad es escasa.
Del otro lado, 
las comodidades.

La idea es que ellos solos
decidan volver,
sintiendo que es la decisión más razonable.
Sintiendo que hay algo que no entienden
pero bueno.

INTÉRVALO

el baño es una pausa
de la actuación, 
bueno en realidad, 
no lo es, 
pero podría serlo por la ausencia del público,
suspira mientras hace la pis
si un árbol caer y nadie lo escucha y etc...,
piensa:
en la ley de atracción y una mujer islámica
en las escalas de las cosas
en las leyes de supervivencia
en la desnudez mezquina
que nunca te sobra
en las marcas en la piel
en la pared
en el borde de los
secretos
que salen de nuestra conversación
como florcitas de aceite
en servilletas con puntos y rosas
que se huelen a sí mismas.

AMOR BONSAI

Todo seguiría bien
si ninguno de los dos crecía.
para matar la amenaza
de una idea despareja,
de que uno se fuera para otro lado,
una podada sistemática
una desvalorización dicha en el momento justo
obligar a la femme fatal a taparse
y después decirle,
no, es que no ya no sos atractiva.

Sacarle el femme.
Nadie puede
negar
que un bonsai
es hermoso
hay que lindo
tan chiquito.

Interrumpí nuestra relación para que durara para siempre.

INDICACIONES PARA MI DISEÑADORA

encontrarse
semen seco
algo con
píxeles
derretidos
purpurina
collage
como quien dice


posmoderno
videoclip.


también nos aburre 
y a la vez no viene algo mejor.

PERSONAS INCONVENIENTES


No.
Mejor no.
Son marginales.
Las reglas, premios y castigos,
no les miran.
Sólo una acción súbita y (auto) destructiva
puede acabarlos.
Todos los movimientos 
no modifican su condición
Es como una escultura ya dada,
que llevan con sogas a través de la ciudad
El problema 
es que
¿por esta razón?
Una sola acción súbita y de vida,
no alcanza para traerlos
no se les quiere de vuelta.
son los custodios, el límite, el borde 
que nos contiene.
su situación es tan excepcional como funcional.
todas sus decisiones son pesadas,
por eso, sí es un prejuicio,
pero esas son las cosas a saber
de querer a alguien con plata. 

20.11.17

ABÁNICO

Por aquellos días, fui vendido a una reina egipcia
maltrecha
exiliada siempre
vivía en rendijas de aire
y yo la llevaba en el baúl del auto
en donde ahora repta de forma acolchonada.

Servirla 
era el deber al que me había encomendado, 
en defensa de la belleza
y el reconocimiento de los nuestros
¿cómo podemos pintar mandálico
si nos repudian en la calle.

¿por qué estás nerviosa
dice,
la religión que nos afilia
en lo que alcanzamos a comprar,
entre el golpe de lo que está disponible
y la fuerza de lo prometido
que vuelve en forma de sonrisa tonta
y ojos húmedos. 

ataques al síntoma.

por ahí estas triste
porque te pasan cosas feas, silba.


31.8.17

EL DESBALANCE QUE PRODUCE EL PESO DE UNA PLUMA (EN UN ALMOHADÓN SINTÉTICO)

1.

Un día encontraste una mujer hermosa y le pusiste una cadena en el cuello.


2.

Solían pasear los dos por la Adolfo E. Dávila porque ahí, pasando La Gabriela,
la habías visto.


Encontraste una hermosa mujer y le pusiste una cadena en el cuello.


3.

Un día la mujer dijo.
―No puede ser.

Sintió como si fuera una mano invisible la que agarraba. Una mano invisible y molesta.
―No puede ser.
Y lleno con strasses cada parte del acero haciendo que sus cadenas brillaran.

La mano que lleva la correa sintió el cambio de peso
¿hace cuánto caminaba así? cuánto tiempo más tendría que seguir esa dirección, decidir en realidad, una dirección que ya estaba decidida y pretender que era su orden, como un jefe obediente.

Que cansancio.


4.

Dejaste de apretar la cadena. Cuando la mujer se estiró a oler un naranjo, en flor, la cadena terminó por correr, correr suavemente, hasta que el último eslabón cayó de tus manos.


Se alejó de forma suave, como se mueve un cuerpo que no quiere despertar a otro con el que comparte cama. Siguió moviéndose de forma suave, muy diferente a la euforia victoriosa con la que había sellado la cadena y ella había saltado contra su pecho.
La mano que antes tenía la correa estaba transpirada, un poco más que la otra. Y latía un poco más que la otra. Única diferencia. 

Mirando al frente, dobló por la Santa Fe, rogando no oír tras de sí los pasitos de la mujer-perro.


Jess